El velorio de Papa Montero

Por Nancy Pérez-Crespo
mario-carreno-funerales-de-papa-montero

(Los funerales de Papá Montero (Mario Carreño, 1949)

Dicen que Fidel Castro no sabía bailar, que tenía dos pies izquierdos —quizás por eso se decía izquierdista—, pero lo que sí es cierto que nunca nadie le vio bailar. Era un tipo triste y aburrido. Muy contrario a otro famoso cubano al que llamaban Papá Montero, que tuvo un velorio alegre y menos palmario como el que le acaban de tributar a Castro, con su montón de hijos y viudas.

Según cuenta la leyenda, Papá Montero era un negro, alegre y mujeriego, que vivía en el pueblo de Isabela de Sagua y era tan, pero tan viejo, que no tenía un solo cabello negro (aunque esa leyenda de que los negros encanecen solo cuando son muy viejos aunque esa historia se desmoronó con Obama encanecido).

El viejo Montero, que era alegre y rumbero, se le escapaba a su mujer todas las noches, con varias mulatas que siempre le acompañaban. No había fiesta, parrada o festejo al que Papá Montero faltara, donde siempre destacaba por ser el que mejor bailarín.

Al morir Papá Montero, su funeral —por instrucciones precisas del muerto— se convirtió en un gran festejo, donde abundaron la música, el ron, la alegría (él no quería lágrimas) y sobre todo, el imprescindible toque de tambores.

Durante el funeral, terminadas las palabras de la despedida de duelo, comenzó a sonar un montuno que le había compuesto su medio hermano, el compositor Eliseo Grenet, y fue en ese puntual instante que la viuda, que había guardado la compostura, gritó algo que paralizó a los presentes: Papá Montero, ¡canalla rumbero!
Al grito de la viuda, todos comenzaron a corear esta tonada: A velar a Papá Montero zumba, ¡canalla rumbero!

Nueve días con sus noches duró la fanfarria de los funerales de Fidel Castro, pero comparado con los del legendario Papá Montero, encontramos el mismo tinte de histrionismo, jolgorio y simulación, con sus analogías y contradicciones.

En el funeral del viejo negro todo fue honestidad, alegría, música, baile y ron a raudales; en el del otro, todo fue falsedad y prohibiciones, hipocresía y lágrimas falsas. Sin ron y sin canciones, ni rumba ni siquiera reggaetón.

La viuda no solo fue Dalia, también es Nicolás, Danielito, Rafaelito, Lula-Dilma y Evo, que pobrecillo, tan indefenso, se preguntaba: ¿quién me va a cuidar ahora?

Los hijos que no tuvo Papá Montero le han sobrado a Fidel Castro: fue el padre desde Silvio hasta la revolución cubana, desde el dúo Buena (Mala) Fe hasta Maradona, pasando por algunos cubanos guatacones de aquí y de allá.

Y finalizo con el hermano, del que muchos aseguran que en realidad es medio, que no le compuso nada, pero en la tribuna impostó la voz (como siempre) para repetir más de lo mismo, más socialismo, más muerte, más locura, más desatinos, más represión, más hambre. Pero sobre todo más muerte y menos patria..
Canalla, canallita, Papá Fidel.

¡A velar a Papá Montero! Eliseo Grenet.

 

 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

¿Quién mató a Chacumbele?


chavez-y-castro

Por Nancy Pérez-Crespo

Dicen los que lo conocieron que Fidel Castro solo esperaba para morirse que los norteamericanos levantaran el EMBARGO. Eso sería la culminación de una de sus más inseparables obsesiones. Ganar esa «batalla» era de vida o muerte y seguro estaba que vencería, porque no tenía dudas que —si como anticipaban las encuestas— Hillary Clinton sería la presidenta de los Estados Unidos y que además el Congreso estaría dominado por sus aliados.

Frustrado y rabioso, el obstinado tirano murió y aunque nunca conseguiremos precisar el día, su hermano Castro II lo anunció la noche del viernes, 25 de noviembre de 2016.

Pero en todos estos años, muchos nos preguntamos por el nombre de la extraña y nunca esclarecida enfermedad, que lo obligó a enclaustrarse en Punto Cero.
Insólito ha sido que alguien, tan dado a los aplausos y a los baños de multitudes, tan histriónico y hablanchín, pudo pasar 10 años en soledad, escribiendo reflexiones y dedicado a exhortar los beneficios de la Moringa.

Quizás la respuesta la encontremos en este artículo que acompaño, escrito por el famoso médico-gastroenterólogo, Omar Vento y que publicamos en el número de enero de 2007 de la revista ENEPECÉ.

En este trabajo el Dr. Vento anticipa que Fidel Castro sería incinerado para no dejar huellas de su enfermedad. Hoy, a solo horas de su anunciada muerte, ya fue llevado a la hoguera como una «Juana de Arco».

Imagino la fiesta que Reinaldo Arenas estará amenizando allá, donde quiera que esté.

fidel-castro

¡Que nunca descanse en paz quien fue el perverso tirano, Fidel Castro!

Artículo del Dr. Omar Vento: El SIDA y Castro, secreto de Estado.
ventoarticulo1

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

El New York Times pide disculpas y promete

Por Nancy Pérez-Crespo

newyorktimes

Durante el proceso electoral que acaba de concluir, la gran mayoría de los medios de prensa estadounidenses olvidó que la misión de reporteros, corresponsales y editores es solamente informar y nunca convertirse en activistas políticos, como bochornosamente hemos visto comportarse a casi todos en los medios de comunicación.

Uno de ellos, el importante New York Times (NYT),«después de recibir una paliza casi tan brutal como la de Hillary Clinton, «siente la agonía de la derrota política en su reputación y en su billetera» según publica el periodista Michael Goodwin del New York Post (NYP).
Goodwin, escribió un excelente artículo que considero debe de ser lectura obligada de todos los periodistas, editores y dueños de medios, ante la infortunada y nada objetiva cobertura que los medios dieron en la pasada campaña presidencial.

El NYT hizo un llamamiento a sus lectores —no habitual es ese periódico— para que se mantuvieran a su lado. La carta del editor fue de disculpa a los suscriptores y una promesa de hacerlo mejor. Esta petición es consecuencia de la avalancha de cancelaciones de suscripciones que el periódico ha recibido. Además, prometen que volverán a dedicarse a la misión fundamental del periodismo que es «informar honestamente a Estados Unidos y al mundo, sin miedos ni favores».

El editor del NYT, Arthur Sulzberger Jr., admitió que ellos y otros medios subestimaron el enorme apoyo a Donald Trump entre los votantes estadounidenses.

Dice Goodwin en su artículo que el NYT se dedicó durante toda la campaña a demonizar al candidato Trump, sin darse cuenta de que algo diferente estaba pasando en el país y que el periódico decidió que los partidarios de Trump eran una chusma de campesinos racistas y homofóbicos, ignorando con petulancia lo que estaba sucediendo en las vidas de los estadounidenses que eligieron al nuevo presidente.

En esta contienda, la mayoría de los medios de comunicación de Estados Unidos rompieron los estándares de imparcialidad y no-partidismo. Esta actitud tendrá que ser motivo de reflexión de muchos de los que trabajan en los medios de comunicación y ojalá que las consecuencias de tanto desatino, no sean fatales para un periodismo que ha sido guía, bandera y luz para todos.

http://nypost.com/2016/11/11/new-york-times-we-blew-it-on-trump/

 

Publicado en Uncategorized | 6 comentarios

Panamá y la libertad de prensa

Por Nancy Pérez-Crespo

La noche del 4 de enero de 1990, vi descender de un avión del ejército estadounidense al narco-dictador panameño, Manuel Antonio Noriega (AKA El Man), Tony, para sus compinches. Llegaba a Miami como prisionero de los «gringos». Esa noche histórica dormí mucho más tranquila, porque sabía que los panameños también lo estaban.

Porque fueron años de zozobra los que viví junto a mis amigos, los exiliados panameños. No puedo olvidar la lucha tenaz y al denuedo que llevó contra la dictadura norieguista mi admirada colega, Mayín Correa. Tampoco olvido a tantos exiliados panameños que aquí, en Miami, publicaron artículos en la revista que por la época yo dirigía, porque en Panamá imperaba la censura. Roberto Eisenmann, empresario y fundador del diario La Prensa, fue uno de ellos.

Hoy, casi 27 años después, el dictador Noriega está en Panamá cumpliendo sentencia en la cárcel El Renacer, pero lamentablemente, en estos días, he vuelto a sentirme intranquila por Panamá y mis panameños.

Supe que el lunes 17 de octubre, el periodista Fernando Correa Jolly fue llevado al Ministerio Público cuando se disponía a iniciar su programa de televisión. A las siete de la mañana se presentaron los agentes de la Dirección de Investigación Judicial (DIJ) en los estudios de NextTV para llevarlo a la fiscalía. A mi colega Fernando Correa, no le permitieron hacer su popular programa esa mañana, ni tampoco el jueves 20, porque no les bastó todo un día de interrogatorios.

Pero ellos querían más y ahora ha sido llamado a interrogatorios para este viernes 28, cuando se acercan las fiestas patrias y la fiscalía cesa en funciones por unos días.

Y me pregunto ¿qué tanto busca esta fiscal con nombre de guerrillera y apellido sin patronímico ruso, que no se ha conformado con dos días de intensos interrogatorios y aún persiste en esta extraña búsqueda? Eso no es normal en democracia y sí es muy común en regímenes totalitarios y dictatoriales.

¿Es acaso que está tratando de presionar a alguien? o quizás, ¿quiere asustar, intimidar, perturbar a un periodista para que no haga críticas? O en la peor de las conjeturas, ¿se trata de una venganza?

Yo me uno a la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) que condenó los ataques del Gobierno de Juan Carlos Varela a la libertad de expresión y reprochó entre otros, el caso del periodista Fernando Correa Jolly. La SIP pidió al Gobierno Nacional que cese la campaña emprendida contra el periódico Panamá América y NextTV.

A Fernando Correa Jolly lo conozco desde niño. Durante el último año de la dictadura, adolescente aún, vino para Miami (donde se encontraba exiliada su tía Mayín), porque los Doberman de Noriega le perseguían y recuerdo que mi querido amigo, el escritor y empresario judío-panameño, Ezequiel Muhtar, le ofreció una pasantía que Fernando afrontó con tal erudición y honradez que todos supimos que ese muchacho se convertiría en el intelectual, respetado y reconocido internacionalmente, que es hoy.

Por mi colega Fernando Correa Jolly levanto mi voz de protesta porque la libertad de prensa en Panamá está herida, ojalá que no sea de muerte.

Miami, Fl, 27 de octubre de 2016.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , | Deja un comentario

El retiro de un artista

Por Nancy Pérez-Crespo / 15 de septiembre de 2013

Leo con «fastidio» que el artista Geandy Pavón se retira de «el asunto cubano». Menos mal que no es de la pintura, pues en ese caso el arte hubiera sufrido una baja imperdonable. Pavón es un excelente pintor.
Mi fastidio comienza con el enunciado «retiro del asunto cubano» porque de ese «asunto» no se puede disociar un exiliado político. Geandy explica que una amiga-consejera le previno que las actividades que ha realizado con su proyecto NEMESIS en defensa de los Derechos Humanos en Cuba han sido «desperdiciar su talento». No puedo imaginar las razones aviesas que ha podido tener esa «consejera» y tampoco quiero especular qué siniestros motivos hay detrás de ese recado, porque al igual que la recomendación de los dos Jorges («El fastidio de la patria» de Salcedo y su publicación por el otro que no sé su apellido), son un llamado al desánimo, a la desmoralización y a la evasión de una causa noble: conquistar los derechos de su pueblo.

Cuando Geandy Pavón comenzó a crear sus ingeniosos «Performances» nunca pensé que lo hacía como un trabajo o quizás un encargo de alguien, a lo que sí se puede renunciar, al contrario, creí, y aún creo, que estaba poniendo en ello su corazón conmovido y motivado por los horrores que el régimen cubano había cometido con Orlando Zapata Tamayo.

Idealicé a Geandy como el gran artista que es, enfrentándose a la maquinaria zurda que domina el mercado del arte en New York, pero parece que estaba equivocada, ahora Geandy resultó ser simplemente un hispano más que emigró a los Estados Unidos a promover y vender su arte porque en Cuba el régimen comunista siempre ha sido quien controla el negocio de la plástica y las galerías.
Pero pensándolo mejor, es probable que en un momento de agotamiento o flaqueza se dejó convencer por esa eficiente y oportuna «consejera» —y muy oportuna ahora que algunos artistas están expresando su inconformidad, como lo hizo el músico Robertico Carcacés— o también por la influencia maléfica de los dos Jorges. Es probable que el artista Pavón recapacite y continúe con su proyecto NEMESIS, que tanto luz y visibilidad le aportó a la buena causa de

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

La «reunificación familiar».

Por Nancy Pérez-Crespo

viajes-cubanoamericanos

Los viajes comenzaron en 1979, bautizados por el régimen como «Viajes de la comunidad». Un eufemismo muy de los comunistas para encubrir la realidad. Esa llamada «comunidad» fue el resultado de un supuesto diálogo que el propio Castro se organizó con 75 cómplices y la bendición de Jimmy Carter.
Los objetivos estaban a la vista: salir de unos cuántos miles de presos políticos, para mejorar la imagen de cara a la agenda Carter con los derechos humanos, al mismo tiempo que inauguraban la Sección de Intereses de Cuba en Washington y que la SINA abría sus puertas en la antigua embajada Suiza en La Habana. Pero Fidel Castro tenía otro propósito muy oculto que fue ajustando de a poco: «El negocio de los viajes».
En esa época, la ahora extinta URSS y sus satélites abrían sus fronteras para sus exiliados, que nostálgicos, comenzaron a viajar, llevando regalos para los familiares y amigos.
Es en esa misma etapa que el régimen cubano comienza a exprimir a los exiliados en todos los frentes. Viajes, paquetes, ventas de documentos, ventas de pasaporte y tarjeta blanca, en fin, toda una maquinaria de producir dólares.
También crea la industria de los viajes a Cuba administrada por simpatizantes castristas afincados en los Estados Unidos, que impusieron precios exorbitantes, enriqueciendo a los Aruca, los Cabañas, los Blanco, y a las Vivian Manerud, entre otros, pero que al mismo tiempo empobreció a tantos y tantos exiliados.
Cuando el éxodo de El Mariel muchos exiliados hasta llegaron a empeñar sus casas para comprar los botes donde traer a la familia.
Durante todos estos años la dictadura cubana no ha parado la maquinaria de extraerle los dólares a los que huyeron dee la Isla, pero que detrás dejaban un hijo, una madre y hasta un primo que pide: adidas

Depredadores e inventores
Los Castro, depredadores como son, todos los días inventan algo nuevo para mantener el saqueo. Ahora a los viajes de la comunidad le llaman: «Reunificación familiar» y ya no solo son los viajes, los paquetes y otras menudencias. No, ahora se trata acciones mayores, desde estafas al Medicare y al Medicaid, a los seguros y hasta un cúmulo de negocios ilícitos que ellos han montado, principalmente en Miami y en Tampa.
Uno de estos negocios es el llamado «Intercambio cultural», que además de producirles algún dinero, les da la oportunidad de infiltrar agentes, vender imagen y ablandar al exilio con la manoseada y malintencionada nostalgia.
El interés que muestran algunos en promover el citado intercambio cultural y sus músicos que llegan, tiene un fin siniestro: mantener la conexión de los que se van. Porque no solo se trata de dinero también aspiran a que esos exiliados nostálgicos se conviertan en sus mejores propagandistas en este país.
Esta maraña la dictadura lo ha montado buscando obtener lo que el científico ruso Pávlov logró con su conocido experimento para formular la ley del reflejo condicional y que es el resultado de una actividad psicológica. Quizás, hasta sin darse cuenta, ellos se están convirtiendo en cómplices de la tiranía.
Incluso hay programas en la televisión local que se dedican a promover los conciertos y apariciones de los artistas del supuesto «intercambio» y no hay dudas, esos programas están diseñados para mantener cautivos a los exiliados más débiles.
Es criminal que un grupo humano que ha sido sometido al oscurantismo, al que le negaron la libertad y el derecho a la información, sigan dominados por los que implantaron las esclavitud y el subdesarrollo.
La Ley de emigración cubana, en vigor desde hace más de tres, es un plan siniestro elaborado por Raúl Castro para mantener la subordinación de los cubanos que se van de la Isla. El dictador necesita de ellos, pero viviendo fuera y de esta manera los mantiene atados a su dominio y, al mismo tiempo, le producen dividendos, dólares contante y sonantes.

El cambio fraude
Esos son los cambios del Castro Dos, el cambio fraude, como le llamaba Oswwaldo Payá. Ellos quieren que esos exiliados regresen con sus ahorros y compren viviendas o pongan un negocito o también para que vayan de vacaciones y gasten mucho dinero. Ellos allí ofrecen de todo, hasta jineteras o jineteros.
El negocio está tan bien montado que he sabido que hasta algunos padres están mandando a sus hijos a pasar las vacaciones de verano a la Isla. Supe de un caso de una niña que se pasó en Pinar del Río los meses de verano y regresó con un bastísimo repertorio de malas palabras y hasta tuvieron que cortarle el pelo porque vino llena de piojos.
Otros, «exiliados nostálgicos», que están retirados o que se han deshabilitado, están viviendo en Cuba pero dejan aquí a un amigo o familiar que les envía el dinero del cheque que cada mes le deposita el Social Security. La gente que esto hace deben saber que están violando la ley y cometiendo un delito federal.
Conozco el caso de un retirado que vive en una finquita que compró en Manacas, pero viene a Miami cada seis meses para hacerse un chequeo médico que le paga el Medicare. Otro caso es el de una familia que entre todos compraron una casa en una playa del Oriente de Cuba para que todos los miembros de la familia puedan pasar, alternativamente, sus vacaciones. Pero parece que olvidaron que la propiedad que esa casa fue robada a sus legítimos dueños y además de violar la Ley del Embargo, que es un delito, también lo es comprar el producto de un robo.

La llamada «doble moral» en acción.


Aunque todo esto lo práctica solo una minoría de los emigrados cubanos hay que denunciarlo porque es una desvergüenza que además está poniendo en peligro la Ley de Ajuste cubano, cerrándole el camino a los que sí necesitan escapar de la tiranía.
La «reunificación familiar» es una farsa.

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Oswaldo Payá

Por Nancy Pérez-Crespo
Esta nota la escribí  el 27 de julio de 2013 , tres años han pasado y el crimen ha quedado impune. ¡Cuántos culpables Dios mío!

11742719_919720648085461_1410804164465707481_n

Oswaldfo Payá, in memoriam
El pasado 22 de julio se cumplió un año del asesinato del líder de la oposición cubana Oswaldo Payá Sardiñas y su mano derecha, el joven Harold Cepero. En el transcurso de estos 370 días (escribo el 27 de julio) he observado, con mucha angustia e impaciencia, la complicidad en este crimen de algunos gobiernos, organizaciones e individuos. Señalar al gobierno español y al PP es innegable. Ellos han sido cómplices de los Castro. Son muchos los intereses económicos. No han hecho nada para señalar al régimen cubano ni siquiera como sospechoso de este crimen que envuelve a dos ciudadanos españoles (Payá y Ángel Carromero). Pero también es muy dudosa la actitud de algunas organizaciones e individuos influyentes (como es el caso del escritor peruano-español Mario Vargas Llosa que no ha escrito una palabra para condenar este crimen y en cambio participó con Yoaní Sánchez en una actividad en el Palacio de Linares de Madrid – sede de Casa de América). Organizaciones e individuos que han callado sin exigirle al gobierno de Mariano Rajoy que inicie una investigación internacional a la cual tiene todo el derecho. Son muchos los encubridores y sus nombres tendrán que salir a la luz en su momento, incluyendo los de algunos influyentes cubanos del exilio.

Nancy Pérez-Crespo.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario